Noticias

Mensaje de fin de año del presidente de ADIMRA

En el marco del brindis de fin de año llevado a cabo en la entidad, el presidente de ADIMRA, Orlando Castellani, brindó un discurso a modo de balance de todo lo realizado durante 2019 y los desafíos venideros. Compartimos sus palabras.

Buenas tardes a todos, quiero agradecer la presencia en esta última reunión del año de los colegas consejeros;  presidentes, autoridades y gerentes de cámaras de ADIMRA, miembros de ADIMRA Joven, asesores, personal de la entidad, representantes de los Centros Tecnológicos que componen nuestra  red y autoridades de las cámaras industriales colegas.

 A todos ustedes muchas gracias.

Estamos reunidos en este lugar que tanto apreciamos para hacer un balance del año que transitamos juntos,  realizar una evaluación de las acciones desarrolladas y proyectar el camino que nos proponemos recorrer en  el futuro cercano.

Este año 2019 nos propuso grandes desafíos, enmarcado por las elecciones de nuevas autoridades y por el contexto económico desfavorable, que impactó fuertemente en la industria y en todos los estamentos de la sociedad. En particular, nuestra actividad registró  una caída promedio interanual cercana al 8% y la contracción alcanza al 18% si se lo compara con el desempeño del año 2015.  En este contexto debemos reconocer que las industrias hicieron un gran esfuerzo para  preservar los puestos de trabajo.  La prolongada recesión de la actividad derivó en tener que afrontar situaciones dolorosas por su impacto social, acentuándose el efecto en nuestro entramado sectorial y federal con fuerte  arraigo en la comunidad en la que conviven y desarrollan su actividad nuestros representados.

Debemos mencionar que en este marco, la tarea institucional estuvo enfocada en trasladar a las autoridades las dificultades que atravesaron transversalmente a nuestra actividad industrial. En pos de ello, se elevaron propuestas tendientes a asegurar la participación de la industria metalúrgica nacional en los proyectos y regímenes que se fueron implementando en el transcurso de los 4 años de gestión del anterior gobierno. Debemos reconocer que fuimos recibidos y escuchados, pero ello no se concretó en respuestas y resultados concretos para nuestra industria.

Otro aspecto sobre el cual se insistió, fue el vinculado a la ausencia de financiamiento  a tasas razonables para llevar adelante la actividad industrial y a la necesidad de adoptar medidas para salir de este modelo de especulación financiera que hacía inviable la producción nacional, lo cual nos llevó al resultado que todos conocemos.

Frente al marco electoral, se trabajó desde los Departamentos y Comisiones Técnicas de ADIMRA en la elaboración del Plan Estratégico Metalúrgico 2020-2023, en el cual  se plantean las distintas dificultades que afectan el desarrollo de la actividad, proponiéndose, en cada caso, las medidas necesarias que entendemos contribuirían  a revertir esas problemáticas. Dicho plan se difundió entre las Cámaras que integran nuestra casa, abriendo un espacio de aporte de ideas para enriquecerlo. Concluida esa instancia de participación, el documento fue entregado a los equipos técnicos de los candidatos a las elecciones nacionales y a partir de la asunción de las nuevas autoridades, nuestro objetivo es llevar esos planteos a las áreas correspondientes del Gobierno Nacional. 

Como verán, a pesar de las turbulencias y dificultades que caracterizaron este período, en ADIMRA continuamos trabajando con una mirada positiva y esperanzadora hacia el  futuro. Existe en nuestra entidad la real convicción que para lograr el crecimiento que nuestra industria necesita,  debemos estar a la vanguardia como institución  para ofrecer soluciones cada vez más sofisticadas  a   nuestras PYMES,  que las ayuden a consolidarse en el mercado interno y a insertarse en el mercado internacional.

Para ello  resulta muy interesante generar un espacio de encuentro que convoque al universo metalúrgico  para poder compartir sus experiencias, así como dialogar con expertos  nacionales e internacionales promoviendo el desarrollo e incorporación de aquellas  transformaciones que requiere nuestro sector para su desarrollo sustentable.

Para lograr estas metas, es fundamental trabajar de manera cercana entre dirigentes y el equipo profesional de la casa. Articular más estrechamente el vínculo entre las cámaras y con las empresas para conocer con mayor profundidad sus problemáticas. En este ámbito, debemos continuar consolidando la Federalización, ampliando y profundizando el desarrollo regional, cuestión de especial relevancia  para potenciar nuestros vínculos con las industrias de diferentes regiones del país, crecer en la oferta y difusión de los servicios.

Del mismo modo encarar una fuerte acción de acercamiento a las problemáticas de los diferentes sectores metalúrgicos. La existencia  de más de 40 cámaras sectoriales nos  genera un fuerte  desafío y la oportunidad no sólo a la hora de brindar servicios a las  empresas,  sino también de colaborar  en  la búsqueda  de políticas y  herramientas adecuadas para un mejor posicionamiento de las mismas.

 Debe ser motivo de nuestra gestión, trabajar en la integración con otras entidades representativas de la industria nacional y los representantes de los trabajadores, en especial con la UIA, UOMRA y ASIMRA, y con todas aquellas con las que tenemos muchos temas en común para conciliar y defender.

Para llevar adelante estas acciones potenciaremos el trabajo en nuestro Plan  de Acercamiento a Cámaras y Empresas, que remitiremos al Consejo Directivo para que  lo enriquezca con sus aportes y opiniones. Con la firme convicción de ponerlo en marcha el año próximo.

En todas estas tareas que nos estamos proponiendo trabajar,  contamos con la participación de los Jovenes metalúrgicos que integran la Comisión ADIMRA Joven. Es responsabilidad de  todos defender y promover este espacio contribuyendo así a la formación de dirigentes gremiales empresarios que son el presente y futuro de nuestras cámaras y de esta casa y quienes deben aspirar a tener también un rol protagónico en la UIA.

Todos tenemos que tener claro que,  las propuestas que queremos llevar adelante tendrán una mejor recepción y una mayor probabilidad de éxito,  SI LO HACEMOS EN CONJUNTO.

Esta forma de gestión tiene un efecto multiplicador que supera la suma individual de las partes. El tener una voz única y una organización como ADIMRA que nos respalde,  es un agregado de valor que no debemos desaprovechar y debemos capitalizar y valorar.

LOS CONOVOCO a reflexionar sobre un cambio de paradigma. Semanas pasadas, en la Conferencia de la UIA, cuyo lema fue CONSTRUYENDO CONSENSOS, escuchábamos a un destacado politólogo que nos decía que tenemos que acostumbrarnos a vivir en un mundo desordenado, un mundo turbulento y desacoplado. Partiendo de esta premisa, entendemos que los gobiernos van a procurar identificar claramente a sus interlocutores y a los distintos referentes de la sociedad, como un camino para reducir las inestabilidades que ya existen y que podemos visualizar como muy cercanas.

Es por ello que me animo a pensar, QUE IMPORTANTE SERÍA QUE ADIMRA SEA EL REFERENTE DE LA DIRIGENCIA INDUSTRIAL PYME QUE INTERACTUE CON EL GOBIERNO NACIONAL. Para ello tenemos que trabajar en resolver nuestras diferencias internas  puertas adentro, llevar nuestros planteos como un bloque sólido y consolidado.

De ninguna manera esto debe ser interpretado como una pérdida de autonomía en las acciones, sino que significa tomarse de la mano del otro para equilibrar la carga y llegar mejor a las metas que nos hemos propuesto alcanzar. Y en este ambicioso objetivo,  resulta  imprescindible continuar  trabajando  en el desarrollo del capital humano, contribuyendo  a su crecimiento profesional y personal, fidelizándolos  con la institución.

Contamos con profesionales muy calificados comprometidos ideológicamente con el rol que desempeña la industria en la sociedad. Este debe ser también nuestro desafío como industriales y como dirigentes gremiales, defender y difundir el rol de la industria en la transformación social que requiere el país.

Nuestras fábricas ejercen un rol social multiplicador contribuyendo a su cohesión frente a las permanentes tensiones que caracterizan al mundo actual.  ADIMRA ofrece y pone a disposición el capital humano y profesional de la entidad para afrontar estos  desafíos.

Para ir finalizando, me gustaría  compartir con ustedes unas breves reflexiones, que no por conocidas dejan de ser valiosas:

-Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.

-Trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados.

-El espíritu de equipo es lo que da a muchas organizaciones una ventaja superlativa.

-Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes.

Los invito  a  compartir este brindis, deseándoles que el 2020 nos encuentre recorriendo juntos este camino contribuyendo a conformar redes sólidas con otros actores de la sociedad, sintiéndonos parte de las transformaciones que nuestro país requiere.

FELICIDADES PARA TODOS!!!

VISÍTENOSAdolfo Alsina 1609

LLÁMENOS(011) 4371-0055

Escríbanosadimra@adimra.org.ar

Síganos@redadimra